El séptimo partido de la finales de la NBA

La temporada de la mejor liga del baloncesto del mundo tiene como colofón los Playoffs de la NBA. En ellos se enfrentan los 8 mejores equipos de cada conferencia (Este y Oeste) para luchar por un puesto en las Finales de la NBA. Esas Finales siempre se han jugado desde que se creara la competición en 1946 con el formato del ganador al mejor de la serie final a 7 partidos. Precisamente el culmen de cualquier temporada NBA es que concluya en ese famoso séptimo partido, cuando todo se va a jugar a un todo o nada.

La historia del séptimo partido de las finales de la NBA se reduce a… la gloria o el olvido.

Es así de real y quizás de injusto, pero la historia la escriben los ganadores y en la NBA solamente hay un ganador, no hay premios de consolación.

Esto hace que el grado de emoción y de competición se eleve a máximos ya que todo se va a reducir a 48 minutos.

Las series finales de la NBA han estado configuradas de diferentes formas en la historia de la NBA en cuanto a la forma de desarrollarse lo partidos. Me refiero a la secuencia de partidos, a donde se juegan lo partidos.

La temporada regular sirve básicamente para clasificarse para los Playoffs como objetivo prioritario pero también sirve al mismo tiempo para crear el cuadro final de la lucha por el Título ya que dependiendo de la posición que ocupen en la liga se enfrentaran con unos rivales u otros y además el rival con mejor balance de temporada (más partidos ganados) tendrá una ventaja fundamental… el factor cancha.

Ese factor cancha hará que el equipo con más victorias de la temporada regular juegue primero en su campo y pueda cerrar la serie a siete partidos en su campo, lo cual es una ventaja por la presión del público frente al equipo visitante.

Vamos a ver algunas de las curiosidades y datos más relevantes de ese último partido que en la historia de la NBA ha traído muchas alegrías y muchas tristezas.

Comenzamos en la siguiente página con algunas de las curiosidades de la  historia del Séptimo partido de la NBA… la gloria o el olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *