Record de aces en un partido de Tenis

El ace es el punto directo desde el saque realizado en el Tenis. El jugador que saca consigue hacer un golpe que el otro jugador no es capaz de restar consiguiendo así el punto directo. Por tanto, el record de aces consiste en el mayor número de saques directos conseguidos en un partido.

La condición para el ace es que el jugador que resta no llegue ni a tocar la pelota ya que entonces sería un fallo en el resto. Los Aces suelen conseguirse por potencia o por colocación siendo la mayoría de ellos en el tenis profesional por potencia ya que es muy difícil que un jugador profesional de Tenis no esté bien colocado para poder restar un saque salvo que no esté atento.

La cuestión en los aces por potencia es que al jugador que resta no le da tiempo a reaccionar y no llega a la bola.

La potencia en el saque directo es clave, pero también el angulo del bote de la bola. Por esto los jugadores muy altos consiguen un alto número de aces por partido ya que su brazo es lo suficientemente largo para generar un saque con mucha palanca y al mismo tiempo el golpeo de la bola es tan arriba que el angulo alcanzado de la bola es más difícil para el jugador que resta por la propia altura que coge la pelota.

Si a esto sumamos una superficie de juego donde se adecue el estilo de juego de saque y volea tenemos la tormenta perfecta… el campo de cultivo idóneo para el record de aces, tal y como pasó en el mítico partido de Wimbledon de 2010 frente a Nicolas Mahut.

Isner aces

Aquellos días entre el 22 y el 24 de junio de 2010 John Isner logró un total de 112 saques directos estableciendo el record de aces en la historia del Tenis en un sólo partido.

Por su parte el francés Mahut logró 103 aces logrando la segunda mejor cifra de la historia.

De aquel partido mítico de la historia del tenis hablaremos más detenidamente pero sólo por extraer algunos datos del record de Isner decir que su saque más rápido fue a 230 km/h y que sólo cometió 10 dobles faltas.

Aquel partido duró 11 horas, 5 minutos y 23 segundos durante 3 días y dejó un sinfín de curiosidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *