La historia del número 44 de Pete Maravich

Probablemente pocas historias de la elección de un número de camiseta cuenten tanto de un jugador como la del número 44 de Pete Maravich… The Pistol.

Maravich fue uno de los grandes jugadores de su generación y de la historia de la NBA pero quizás su figura esté un tanto infravalorada por su escaso éxito a la hora del triunfo colectivo ya que lamentablemente tuvo que retirarse sin ganar un anillo de Campeón de la NBA.

The Pistol destacó por su juego creativo y sumamente ofensivo.

De hecho todavía mantiene el record con 68 puntos de anotación de un jugador de raza blanca en la historia de la NBA.

Admirado por muchos y por otros mirado con un cierto recelo por el baloncesto que protagonizaba poco ortodoxo Maravich es historia de la NBA pero también de la NCAA donde dejó records que también siguen aún día vivos.

La historia de Pete Maravich y su número 44 parte de la NCAA aunque allí nunca lo utilizó sino que llevaba el número 23.

Cuando llegó a la liga tras el draft de 1970 a los Atlanta Hawks no pudo utilizar el número 23 a que por aquel entonces lo utilizaba una de las grandes estrellas del equipo y de la liga, Lou Hudson.

En aquel momento Maravich tuvo que tomar una decisión y apostó por un número que significaba mucho para él y para el baloncesto universitario en general.

Pete Maravich

Pete Maravich eligió el número 44 ya que esa fue la media de anotación por partido que consiguió durante los cuatro años en la NCAA en la Universidad de Louisiana State.

Dicha anotación todavía es (y será por mucho tiempo) el record de anotación de la NCAA.

The Pistol también posee el record de anotación total en la NCAA I.

De esta forma Maravich ponía frente a sus detractores su mejor carta de presentación sobre su espalda.

Quería reivindicar quiere era y lo que ya había logrado en el baloncesto.

El 44 también lo utilizó en parte de su etapa en los Jazz y en su última temporada en los Celtics.

Quizás el baloncesto debió devolver más a Maravich porque lo que él le dio al baloncesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *