El Gran Premio más rápido de la Formula 1

Cuando hablamos de la Formula 1 y utilizamos la palabra rápido parece que estamos utilizando palabras sinónimas ya que la Formula 1 es intrinsecamente rápida, es el deporte rey de la velocidad, el deporte donde si pestañeas puedes perderte algún detalle. Por tanto si hablamos del Gran Premio más rápido de la historia hablamos de la carrera con la máxima velocidad media de la historia, del Gran Premio que se ha vivido a mayor velocidad en la que los pilotos básicamente han volado.

Si juntamos un circuito propicio con el coche y el piloto adecuado el resultado puede ser simplemente tremendo tal y como ocurrió en el Gran Premio de Italia de 2003.

Como no el escenario debía ser Monza, el templo de la velocidad, en el que la parabólica lanza al piloto hacia la velocidad máxima que pueda dar su monoplaza y en el que sólo impiden los despegues de los coches las variantes que frenan el frenesí de la velocidad punta en su máxima expresión.

El record llegó el 14 de Septiembre de 2003 cuando la combinación Monza, Ferrari y Michael Schumacher funcionó a la perfección.

El Gran Premio más rápido de Formula 1

Aquel día Ferrari y Schumacher corrieron el Gran Premio más rápido de la historia al promediar por vuelta una media de 247,585 Kilómetros a la hora.

Aquel día durante 1 hora, 14 minutos y 19 segundos con 838 milésimas Michael Schumacher estuvo rodando a una media de 247,585 km/h sin parar salvo a los pit stop de rigor.

Realizó la vuelta rápida en 1 minutos 21 segundos 832 milésimas y aventajó en más de 5 segundos al segundo clasificado el colombiano Juan Pablo Montoya y en más de 11 segundos al brasileño Rubens Barrichello que fue el hombre que cerró el podio de la carrera más rápida de la historia de la Formula 1.

Previo a la carrera el piloto Alemán (Como no) también se hizo con la Pole en 1 minuto 20 segundos y 963 milésimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *