El arma secreta de Michael Jordan

Cuando se habla de la figura deportiva de Michael Jordan, no se suele analizar de forma concreta su estilo, ni habilidades especificas de juego, sino más bien se le confiere una perfección monolítica del que todo lo hacía bien. A decir verdad así era, excepto quizás su tiro de tres puntos que fue un arma que no explotó en exceso. Ahora bien, sí que hubo otra habilidad especial o recurso que podemos considerar como el arma secreta de Michael Jordan y de la que se habla muy poco cuando se recuerda su estilo de juego.

Por recapitular y poner en valor previamente algunas de las mayores habilidades de Michael Jordan, hay que recordar su excelente mecánica de tiro, fruto de un constante  trabajo, esfuerzo y capacidad de superación de los que siempre presumió el escolta de los Bulls.

Además la combinación de esa mecánica de tiro, con su capacidad de salto y su facilidad para mantenerse en el aire, le concedieron el don divino de un tiro en suspensión de lo mejor que se ha visto en la historia de la NBA.

Otras de las características esenciales del juego de Jordan fueron su capacidad defensiva, su control corporal en la penetración hacia el aro o su nivel de concentración máximo que le permitía ir un paso por delante en el timing del juego de sus rivales.

Estas son sólo algunas de las características concretas del juego de Michael Jordan pero hay una habilidad o recurso técnico del que se habla poco y que utilizó con más frecuencia de la recordada.

Michael Jordan y Tyrone Bogues

El arma secreta de Michael Jordan era el recurso de su gran control del Hand Fake

Era capaz de utilizar la finta de mano con gran habilidad y frecuencia. La tenía integrada totalmente en su estilo de juego.

Para él era natural el uso de la técnica de coger el balón con una sola mano y simular pases, o bien alejar el balón del defensa previo al paso de salida, al igual que utilizar esa habilidad en las fintas de tiro o en las penetraciones con cambios de mano incluido. Era un elemento diferencial añadido a su arsenal ofensivo.

Una de las jugadas  más conocidas de su hand fake la protagonizó Jordan frente a los Lakers en las Finales de 1991, la recordamos en el siguiente vídeo:

Pocos jugadores en la historia de la NBA han utilizado con tanta facilidad, asiduidad y éxito el recurso de jugar con una sola mano como Michael Jordan.

Siempre que fue necesario el 23 más famoso de la historia, hizo uso de su arma secreta para desequilibrar a sus rivales y aunque en ocasiones podía parecer una acción un poco de jugador “sobrado”, la realidad es que Jordan la utilizaba tan sólo como un recurso más de su juego.

Os dejo otro vídeo como muestra de esa peculiar habilidad de Jordan que no tuvieron otros grandes jugadores de la NBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.