El mayor contrato de la historia de la NBA

Que Jerry Buss sentía una predilección especial personal y deportiva por Magic Johnson es algo que toda la NBA pudo saber desde el primer día que ambos empezaron a construir el proyecto más atractivo de la historia de la NBA. Como muestra de aquella relación Buss siempre demostró su aprecio por Magic, tanto que quiso le propuso un contrato que les uniría prácticamente de por vida.

Magic con su carisma y estilo de juego sedujo a Jerry Buss y este con su forma de entender el baloncesto como un espectáculo más allá del deporte sedujo a Magic Johnson.

Las Cheerleaders, el Forum repleto de estrellas de cine en los Ángeles, un entrenador guaperas y un unicornio en forma de base de 2.06 cm repartiendo los pases más creativos desde los mejores años de Pete Maravich, crearon una formula que se tradujo en el estilo de juego que a muchos nos hizo enamorarnos del baloncesto. Ese estilo fue el mágico Showtime.

La química entre el propietario de los Angeles Lakers y Jerry Buss se produjo desde que ambos llegaron a la franquicia de California en 1979.

Aquel primer año Magic deslumbró a la NBA transformando a un equipo como los Lakers en un aspirante directo al anillo, consumando en su primer intento lo que llevaban intentando desde hace varios años de la mano de Kareem Abdul Jabbar y el anterior propietario Jack Kent Cooke.

Ese éxito tan prematuro, tan rápido, hizo que Jerry Buss viera a Magic como su jugador de confianza, como su hombre estrella sobre el que construir su futuro.

Magic Johnson y Jerry Buss contrato

Tanto fue así que le ofreció en 1981 el contrato más largo para un jugador de la historia de la NBA con una duración de 25 años.

El contrato duraría desde 1984 hasta 2009 y le ofreció 1 millón de dolares por temporada, lo cual en aquel momento sólo cobraban Kareem Abdul Jabbar y Moses Malone para que os hagáis una idea. Además se le ofrecía la posibilidad de aumentar esas cantidades hasta equiparar el salario del jugador mejor pagado de la liga.

Magic tan sólo contaba con 21 años y acababa de tener una difícil temporada en 1981 donde se llegó a perder 45 partidos por una lesión en el pie.

Aquello fue una muestra de Jerry Buss de fidelidad eterna a Magic Johnson cuando este no pasaba sus mejores momentos en la NBA.

Quería hacer de Magic Johnson un Laker de por vida.

magic jerry

La confianza de Buss fue tal que a pesar de no especificar en el contrato hasta cuando jugaría Magic, quería que el base de los Lakers continuara su vida profesional más allá del campo de juego en el entorno de la franquicia.

De hecho, en palabras del propio Jerry Buss dijo que Magic podría ser su entrenador, su General Manager o su Presidente en un futuro, lo cual simplemente fueron palabras de un visionario ya que posteriormente Magic ha sido todo eso para los Angeles Lakers.

Con aquel acto de amor eterno deportivo, el Dr. Jerry Buss consiguió su objetivo y convirtió a Magic Johnson en un Laker vitalicio.

Después vinieron más anillos, más MVP y sobre todo mucha más magia y mucho más Showtime…. pero eso ya forma parte de otras historias de la NBA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.