El más difícil todavía de Jorge Lorenzo en Yamaha

He de reconocer antes de empezar a contar mi punto de vista de la carrera de Jorge Lorenzo en Moto GP que no es un personaje que haya levantado fácilmente mi simpatía. Quizás en sus inicios no supo encontrar su lugar y esos excesos en las celebraciones de las victorias sólo le hacían parecer una secuela de Valentino Rossi con menos carisma y con mucha menos simpatía. Después de este comienzo probablemente os sorprenderá la linea del resto del artículo de Jorge Lorenzo en Yamaha.

Si yo tuviera que definir a Jorge Lorenzo le calificaría como un valiente… casi un osado y a veces la osadía te lleva al desastre y otras al éxito. Yo sólo puedo calificar la etapa de Jorge Lorenzo en Yamaha como un auténtico éxito.

Hagamos memoria y recordemos que cuando Jorge llega a Yamaha a pesar de acabar de proclamarse Campeón del mundo de 250 cc por segunda vez consecutiva nadie pensaba que iba a tener una adaptación tan rápida ni a la moto ni a la categoría.

Valentino llevaba dos años sin un Título ya que Hayden y Stoner le habían vencido en 2006 y en 2007.

La moto de 2008 fue una de las mejores Yamahas de los últimos tiempos y le llevó a Valentino a ganar el Título de una forma abrumadora con 373 puntos.

9 victorias y 16 podios pero antes de empezar su recital Jorge Lorenzo ya le había robado protagonismo.

El 13 de abril de 2008 Jorge Lorenzo ganaba su primera carrera de Moto GP en Estoril en su tercera carrera en la categoría.

Lorenzo Estoril 2008

Jorge Lorenzo había perdido en su primer año contra Valentino Rossi pero el mundo del motociclismo ya sabía que Lorenzo estaba ahí y que él no iba a ser Colin Edwards.

Al año siguiente Valentino Rossi volvía a ganar el campeonato del Mundo pero esta vez ya Jorge era el segundo de la Competición y había estado muy cerca del italiano.

Rossi ya sabía que Jorge Lorenzo era el tiburón que habían metido en su piscina y no un delfín como pretendían.

Nada era casual y Jorge Lorenzo en Yamaha significaba la consumación de la osadía del Mallorquín.

Lorenzo quería ir a Yamaha para vencer a Rossi con sus mismos medios porque sabía que Rossi es la historia del motociclismo.

No hay nadie más grande para el aficionado a las motos que el italiano con merecido merito por cierto.

Valentino ha sido y es un piloto excepcional dentro y fuera de los circuitos pero Jorge Lorenzo siempre ha sido mejor sobre el circuito que en sus actuaciones por el paddock porque nadie domina la escena como Rossi.

A partir de 2010 llegaron 3 Títulos para Jorge Lorenzo por ninguno de Rossi.

La gente no le ha perdonado a Lorenzo que apagara la estrella de Valentino Rossi a base de victorias y de Campeonatos del mundo. Jorge ha demostrado que a igualdad de condiciones estaba por encima de Rossi.

Esto ha habido mucha gente que no lo ha soportado y su respuesta ha sido intentar minusvalorar al mejor piloto español de Moto GP de todos los tiempos.

Lorenzo y Rossi

No se si en un futuro Marquez superará a Lorenzo pero a día de hoy Lorenzo es superior por sus victorias y Títulos.

Rossi es la cara amable del deporte, es el gran comercial del mundo del motor. Es extremadamente bueno en lo deportivo y todavía mejor en lo extradeportivo.




Que Jorge Lorenzo en Yamaha haya superado a Rossi habitualmente no le gusta al gran público porque Valentino es el hijo predilecto, el perfecto ídolo, el hombre carismático.

Jorge fue a Yamaha para batir cara a cara al mejor de todos los tiempos (Amén de De Agostini).

Ahora Jorge Lorenzo se va a Ducati para batir desde la lejanía a Rossi en su fracaso con la Desmosedici.

El tricampeón español sabe que el hombre a batir es el italiano si quiere ser considerado el mejor piloto de todos los tiempos, o al menos tener opción a serlo.

El gran público no perdona derrocar ídolos y ese ha sido el pecado de un grandísimo piloto que desde el periodismo y el motociclismo español no hemos sabido valorar incluso postergándole ante Rossi.

Se ha sepultado a nuestro piloto en pos de otro que no lo es. Ese es el gran secreto del éxito de Valentino Rossi, haber conquistado los corazones de los románticos de este deporte.

Yo me divorcié sentimentalmente de Rossi el año pasado con sus actuaciones con Jorge Lorenzo y Marc Marquez porque esos dos chicos son lo nuestro y debemos valorar a dos hombres que en 6 años han dado 5 Títulos a este país.

Lorenzo y Marquez

Para mi que sabéis que soy un gran aficionado al baloncesto, Valentino Rossi es Michael Jordan y Jorge Lorenzo es Lebron James… a Lebron me he convertido y a Jorge Lorenzo también porque creo que debemos valorar su inmenso talento, su inagotable sed de victoria, su competitividad y sobre todo su osadía porque al fin y al cabo esa osadía ha sido su primer paso para el éxito.

Como dijo Von Goethe…

“Lo que puedas hacer o soñar, ponte a hacerlo. La osadía está llena de genilidad, poder y magia.”

Gracias Jorge por intentar el más difícil todavía…

GRACIAS POR TU OSADÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *