El MVP más joven de la historia de la NBA

El Premio MVP a jugador más valioso de la temporada regular lleva otorgándose desde la temporada 1955/1956. El primer ganador fue el mítico Ala pivot de los St. Louis Hawks Bob Pettit y hasta la actualidad muchas de las grandes estrellas de la historia de la NBA han escrito su nombre en la legendaria lista de los mejores jugadores de la temporada regular de la NBA como de hecho es el caso del MVP más joven de la historia.

 Yo siempre digo lo mismo cuando hablo del MVP de la NBA,  para mi es más importante que un anillo de la NBA.

Ganar un anillo lo pueden hace muchos jugadores que no sean grandes estrellas… Robert Horry tiene 7.

Ganar un premio MVP de temporada regular sólo está destinado a jugadores que son capaces de demostrar que son los mejores durante los 82 partidos de temporada regular en la mejor liga del planeta. No es ni mucho menos una tarea sencilla de lograr ni a la altura de jugadores que no sean muy especiales.

El record a día de hoy lo tiene un jugador que las desgracias han lastrado su progresión profesional pero que en su momento fue una de las grandes sensaciones de la liga y uno de los hombres que parecía destinado a dominar la competición y probablemente lo hubiera conseguido si no hubiera sido por sus muy graves lesiones de rodillas.

Derrick Rose

Derrick Rose es el MVP más joven de la historia al conseguirlo en 2011 con sólo 22 años y medio.

El jugador de los Chicago Bulls levantó el Maurice Podoloff tras arrasar en las votaciones dejando en segundo lugar a Dwight Howard.

Aquel año promedió en 81 partidos 25 puntos, 4.1 rebotes y 7.7 asistencias por partido. A estos datos añadió un robo por partido.

Consiguió llevar a los Bulls a las Finales de Conferencia ese año donde se encontró con los Lebron, Wade, Bosh y compañía que le eliminaron por un contundente 4 a 1.

Al año siguiente empezarían sus problemas con las lesiones de rodilla que no le han permitido volver a ser el mismo.

Tras acabar su etapa en los Chicago Bulls ha emigrado a la Gran Manzana donde le deseamos que vuelva a ser el Derrick Rose que enamoró al mundo del baloncesto con su eléctrica y potente forma de atacar el aro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *