El curioso miembro de la clase del Draft de 1969

elgurudeldeporte.com

El Draft de 1969 siempre será recordado por ser el de la elección de uno de lo mejores jugadores de la historia de la NBA. Ese hombre es Kareem Abdul Jabbar aunque todavía en el año de su Draft era conocido como Lew Alcindor.

Los Milwaukee Bucks eligieron en primera posición al hombre que había sido el gran dominador de la NCAA en los últimos años de la mano de la UCLA de John Wooden.

Todo apuntaba a que Lew Alcindor (Kareem) escribiría grandes páginas de la historia de la liga pero quizás no tantas como finalmente logró. Fue el digno heredero de los grandes pivots de los 60’s, Wilt Chamberlain y Bill Russell.

En aquel Draft llegaron buenos jugadores como Bob Dandridge, Jo Jo White, Fred Carter, Steve Mix o Norm Van Lier pero ninguno se aproximó ni de lejos al nivel del mejor jugador de aquel Draft, Kareem Abdul Jabbar.

Curiosamente en aquel Draft ningún jugador se aproximó a la leyenda alcanzada como jugador de baloncesto de Kareem Abdul Jabbar pero sí que hubo un elegido en aquel Draft que alcanzó el nivel legendario del pivot de UCLA pero en otra disciplina deportiva.

Bob Beamon

En el puesto 189 de aquel Draft de 1969 fue elegido el mítico Bob Beamon.

El Campeón Olímpico en los Juegos Olímpicos de 1968 y plusmarquista mundial de salto de longitud durante casi 23 años, fue elegido por los Phoenix Suns.

Beamon no jugaba al baloncesto en la Universidad de Texas (El Paso) pero saltar saltaba… y mucho.

Aquel Draft fue especialmente curioso para los Suns ya que a parte de la selección de Beamon también se quedaron a un lanzamiento de moneda de haber contado con Kareem Abdul Jabbar en vez de con su elección final Neal Walk (la segunda elección de aquel Draft)

El caso de Bob Beamon y el que más tarde se produciría en el Draft de 1984 con Carl Lewis, son muestras de lo ilógico e innecesario de los Draft de aquellos años ya que se elegían tantos jugadores en los Draft que al final los equipos hacían elecciones sin un fundamento deportivo más allá de ser simplemente buenos atletas aunque no practicaran el baloncesto como deporte principal (Beamon sí que jugaba al baloncesto aunque no a nivel profesional).

Bob Beamon es historia del atletismo… y también de la NBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.