El Arsenal inicia una nueva etapa con Emery

Tras 22 años bajo el mandato de Arsene Wenger, se abre un nuevo ciclo en el Arsenal con Unai Emery al frente. El conjunto ‘gunner’ ha depositado en el técnico vasco la misión de ilusionar de nuevo a la afición del Emirates Stadium tras las decepciones vividas en las últimas temporadas. 

Al norte de Londres, en el barrio de Holloway en el que se encuentra la sede del club, no entienden de proyectos efímeros. Vienen de más de dos décadas y, aunque el de Emery posiblemente no se alargue tanto en el tiempo, el nuevo inquilino del banquillo contará con carta blanca para ejecutar en los próximos años un plan deportivo de presente y futuro, lo contrario a lo que ha vivido en el PSG.

Allí se le exigían resultados inmediatos que hicieron imposible que alargase su estancia más allá de los dos años que pactó en su primer contrato con el conjunto parisino.

Con un ambiente más relajado en el día a día, Emery ya demostró de lo que es capaz tanto en el Valencia como en el Sevilla, clasificando a los ‘chés’ de manera regular para la Champions League y logró hasta tres trofeos de la Europa League con los andaluces (2014, 2015 y 2016). 

Posible limpia en el vestuario de Emery

Como en el PSG, el dinero no será un problema. El de Fuenterrabia dispondrá de hasta 60 millones de euros para moldear a su gusto un equipo que tocó fondo con un sexto puesto en la recién acabada Premier League. En términos prácticos equivale a que empezará casi de cero porque el Arsenal no disputará competición continental alguna en la temporada 2018/2019.

El vaso, aunque no lo parezca, se puede ver medio lleno.

Esta ausencia, permitirá al Arsenal centrar todos los esfuerzos en la Premier League y luchar por retornar a la Champions League porque no será un reto sencillo ante la mucha competencia que tendrá para las cuatro primeras plazas, según pronostican las cuotas de William Hill

La marcha de Santi Cazorla se ha producido incluso antes de su llegada y todo apunta a que no será la única. Se habla de limpia para crear una plantilla que se adapte al juego que ha caracterizado los equipos de Emery, es decir, uno que tenga verticalidad y profundidad por las bandas.

Las dos estrellas actuales (Pierre-Emerick Aubameyang y Alexander Lacazette) encajan en el perfil, por lo que posiblemente se construya un grupo alrededor de ambos con más protagonismo para los jugadores ingleses.

Cuando llegó al PSG, se encontró sin grandes iconos franceses y una de sus prioridades fue invertir parte del presupuesto en talento nacional como Kylian Mbappé.

Con solo cuatro ingleses en nómina en la primera plantilla, el Arsenal cerró la etapa de Wenger con el defensor Rob Holding, que renovó por el club recientemente, como único titular en la victoria ante el Huddersfield Town.

Emery podría seguir la misma línea en el Arsenal fichando este verano alguna promesa del fútbol inglés para que desempeñe un rol similar al que tenían, entre otros, Areola, Mbappé y Rabiot en su PSG.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.