Los peores criminales de la historia de la NBA

Por la historia de la NBA han pasado miles de jugadores de todas las etnias y condiciones sociales. Habitualmente los jugadores no pasan de tener una vida más o menos normal y corriente con las vicisitudes típicas y lógicas de gente joven con mucho dinero en sus manos pero también entre todos estos hombres que han conformado la historia deportiva de la liga norteamericana han surgido auténticos criminales.

Algunos de estos personajes que han vivido más allá de la ley ya tenían problemas previos incluso a su desembarco en la NBA. El origen de muchos de los jugadores de la NBA no son precisamente barrios ricos y familias acomodadas sino situaciones que rozan o incluso superan el drama personal.

De cualquier forma los jugadores que vamos a calificar como los mayores criminales de la historia de la liga no son hermanas de la caridad. Los delitos que han cometido son muy serios y algunos de ellos han tenido y tienen penas de prisión muy elevadas.

No vamos a hablar de peleas de perros, consumo de drogas, peleas o apuestas ilegales… los delitos de estos jugadores han ido mucho más allá, tanto como para pasar a la historia como lo peor de lo peor de lo que ha pasado por la liga. Tipos nada recomendables.

Comenzamos con los peores criminales de la historia de la NBA:

 

JAVARIS CRITTENTON

Javaris Crittenton

Tan sólo pasó dos temporadas en la NBA a un bajo nivel. En total disputó 113 partidos en la liga y ya no jugará nunca más.

Más allá de la bochornosa trifulca con Gilbert Arenas que acabó con ambos pistola en mano en el vestuario de los Wizards y que supuso el punto de inflexión en sus carreras deportivas, Crittenton superó  más adelante con creces la infamia de aquel día.

El 19 de agosto de 2011 disparó y mató a una mujer madre de 4 hijos desde su coche. Jullian Jones recibió un disparo en la pierna y falleció mientras la operaban para la extracción de la bala.

El 29 de abril de 2015 Javaris Crittenton fue condenado a 23 años de prisión por homicidio voluntario.

 

EDWARD JOHNSON Jr. “FAST EDDIE”

EDWARD JOHNSON Jr. "FAST EDDIE"

El caso de Edward Johnson fue especialmente relevante ya que estamos antes un jugador que fue 2 veces All Star de la NBA.

Jugó 675 partidos en la NBA y terminó su carrera con unos muy buenos números de 15.1 puntos y 5.1 asistencias con tan sólo 31 años de edad. Sus problemas comenzaron por el consumo de cocaína que le llevaron a no poder rehabilitarse y tener que dejar el baloncesto.

A partir de aquí la caída fue libre… múltiples robos, agresión sexual y abuso sexual de una niñas de 8 años.

Está actualmente condenado a cadena perpetua tras varias agresiones sexuales más siendo la última a un niño de 12 años.

Probablemente se el mayor de los criminales de la historia de la NBA.

 

(Continua en la siguiente página)

elgurudeldeporte.com

Un comentario en “Los peores criminales de la historia de la NBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.