Padres e hijos Campeones de la Champions

Muchos refranes hay para calificar la relación de padres e hijos de semejanza. Algunos somo de Tal palo tal astilla, o de Casta le viene al galgo son algunas de las muestras del saber popular de la relación de padres e hijos. Podríamos aplicar esto también a lo deportivo ya bien sea por las aptitudes físicas como por el conocimiento de lo que es la vida de un deportista. Este es el caso de los Padres e hijos Campeones de la Champions.

En ocasiones puede ser tan importante conocer el entorno de un deporte como ser bueno practicándolo.

Con esto no quiero decir que cuando una persona llega a ser un gran deportista sea porque su padre le ha facilitado poder llegar a jugar en un equipo o en otro sino porque quizás ese deportista a parte de practicar ese deporte conoce la vida de un deportista profesional la cual debe esta vinculada con el trabajo y el esfuerzo diario para alcanzar el éxito.

Ser un bueno en un deporte, no implica se un buen profesional de ese deporte.

Para triunfar a largo plazo es imprescindible ambas cosas ser bueno y ser un buen profesional de esa actividad deportiva.

Esto explica la relación más allá de la genética del éxito deportivo en determinadas sagas familiares.

Algunas de esa sagas han culminado el éxito llegando a proclamarse incluso Campeones de Europa por partida doble de padres e hijos. En un futuro incluso pueden aumentar esas dinastías.

Llegar a una final de la Champions es muy difícil pero ganarla y además que tu padre o hijo también lo hayan conseguido es una labor harto complicada.

A día de hoy se pueden contar con los dedos de la mano.

Comenzamos con los Padres e hijos Campeones de la Champions… ADN de ganador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *