El mejor pasador de la historia del fútbol

Como en todos los deportes de pelota en los que se juega en equipo probablemente el jugador que da el pase para la consecución del tanto o punto se lleva menos gloria y reconocimiento que el jugador que remata la jugada pero en muchas ocasiones tiene más mérito el pasador que el ejecutor. En el mundo del fútbol como en otros deportes pasa exactamente lo mismo y la figura del mejor pasador puede quedar en un segundo plano frente a la de mejor goleador.

Como decíamos en muchas ocasiones es injusto porque el pasador a veces  prácticamente fabrica el gol y lo deja en bandeja para que el goleador simplemente remate, lo cual tampoco resta mérito a la efectividad y destreza del rematador.

Los records del fútbol están mediatizados por la contabilización estadística oficial de los datos.

Por desgracia no podemos contar con todos los datos de la historia del fútbol sino sólo con los que se han recabado de forma oficial.

Con estas premisas los datos que vamos a tener en cuenta para nombrar al rey de la asistencia van a ser los de los pases de gol conseguidos en partidos de Primera División (sea cual sea el país) y de selecciones nacionales contabilizados oficialmente.

David Beckham

David Beckham es el mejor pasador o mejor dicho el rey de las asistencias de la historia del fútbol profesional.

El jugador inglés ostenta el record con un total de 347 asistencias en 844 partidos oficiales.

Este dato una media de 0,41 pases de gol por partido disputado.

Beckham consiguió estas asistencias en su paso por equipos como el Real Madrid, Manchester United, Milan, Paris St. Germain o L.A Galaxy.

En la temporada 1999-2000 cuando todavía militaba en el Manchester United fue capaz de dar 37 pases de gol en 31 partidos disputados superando la media de más de un pase de gol por encuentro.

En sus últimos años de profesional su media de pase de gol bajó ostensiblemente.

El jugador en activo que más de cerca le persigue es Leo Messi con 287 pases de gol a fecha de edición del artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *