La trágica historia familiar de Trevor Ariza

Trevor Ariza llegó a la NBA en el Draft de 2004 tras haber pasado tan sólo 1 año en la univeridad de UCLA. Fue elegido por los Knicks en segunda ronda en el puesto 43, un puesto que habitualmente vaticina una carrera de jugador secundario en la NBA aunque en el caso de Ariza ese rol se ha convertido en su mayor virtud.

Tras un breve paso por los Knicks y por los Orlando Magic y haber sido involucrado (también como secundario) en traspasos con nombres ilustres como Penny Hardaway o Steve Francis, llegó a los Lakers de Kobe y Pau en 2007 donde se proclamó campeón de la NBA en 2009.

Esa misma temporada dejó los Lakers para firmar como agente libre con los Rockets. Aquella marcha de Ariza a los Lakers no gustó nada a Kobe Bryant que siempre se quejó de que los Lakers no pusieran más dinero sobre la mesa para retener al jugador de origen dominicano.

Sea como sea Ariza desembarcó de aquellos Lakers que se volverian a proclamar Campeones al año siguiente y que echarían mucho de menos el equilibrio en el juego y el tiro exterior del jugador formado en UCLA.

A partir de ahí continúo la constante en la carrera de Trevor Ariza… rol secundario en los diferentes equipos en los que estuvo (principalmente Rockets) pero dando minutos de gran calidad al lado de jugadores con gran protagonismo con el balón como James Harden o John Wall.

Hasta aquí su radiografía como jugador profesional y vamos a recordar la trágica historia personal que esconde su biografía personal.

Trevor Ariza

El 18 de marzo de 1996, el hermano menor de Trevor Ariza falleció tras caer por una ventana del piso 16 del Hotel Anauco Hilton en Caracas.

Aquel día Trevor fue a ver con su madre Lolita un partido de baloncesto  de su padrastro (Kenny McClary) que por aquel entonces jugaba en los Cocodrilos de Caracas.

Ariza tenía 10 años y durante aquel partido llegó la noticia de que mientras jugaban sus dos hermanos pequeños en el hotel Kenny y Tajh, el último de ellos se precipitó por una ventana con el peor final posible. El pequeño Trevor se enteró cuando pidieron en el pabellón que se guardara un momento de silencio en memoria de su hermano fallecido.

La muerte de Tajh supuso el fin del matrimonio de Lolita y Kenny y Trevor Ariza volvió con su madre de nuevo a Estados Unidos donde continuaría con su vida intentando superar el dramático suceso que tuvo que vivir de la perdida de su hermano Tajh.

Como homenaje a su hermano Trevor Ariza decidió llamar a su hijo como la mejor persona que nunca había conocido… Tajh.

El baloncesto ayudó a salir de aquella trágica situación al jugador de origen dominicano y según sus propias declaraciones le ha servido de inspiración para llegar a dar lo máximo en su carrera.

Una historia de superación personal y profesional.

elgurudeldeporte.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.