La eternidad de Xavi Hernández

Es difícil valorar la perspectiva histórica de un jugador cuando todavía está en activo o mejor dicho cuando todavía su juego nos parece presente. El caso de Xavi Hernández es el de uno de los jugadores totalmente infravalorado.

No hace mucho tiempo se creó una polémica entre Cristiano Ronaldo y el propio Xavi sobre el Balón de Oro.

Más allá de los Clubes Real Madrid o Barcelona y más allá de su catalanidad o españolidad creo que se debe medir y valorar al jugador histórico… al que probablemente haya sido el mayor talento del fútbol español en las últimas decadas.

Algunas cosas pueden engañar pero la frialdad de las estadísticas y de los resultados raras veces lo hacen.

Esos parámetros juegan muy a favor del de Tarrasa al que sólo quizás su falta de gol le alejó de su merecido Balón de Oro frente a los depredadores Leo Messi o CR7.

Al final sólo se puede reducir a eso, a falta de visibilidad para el gran público porque Xavi fue el motor del éxito del mejor Barcelona de la historia. Así de claro y concreto… sin paliativos.

Su forma de entender y ver el fútbol también lo llevó a la Selección española. En ella fue parte esencial de la columna vertebral de la exitosa Roja.

El fútbol lo juegan todos, pero sólo lo crean los jugones y ese gen lo tenía Xavi Hernández.

Antes he comentado que también acompañaban los fríos datos. Este es el actual palmares del principal loco bajito que no enseño que otros fútbol era posible.

Xavi Hernández

Xavi Hernández ha ganado 25 Títulos a nivel de Club y 3 con la selección española absoluta.

8 Ligas, 6 Supercopas de España, 3 Copas del Rey, 4 Champions, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundial de Clubes.

Con la selección 2 Eurocopas y 1 Mundial. También hay que sumarle la plata olímpica de Sydney 2000.

En 2009, 2010 y 2011 fue Balón de Bronce de forma consecutiva.

¿Cuantos jugadores de la historia tienen este palmares? La respuesta es sólo los elegidos.

Xavi es uno de los jugadores con mayor palmares de la historia del fútbol.

Sin lugar a duda uno de los más grandes de la historia, al que sólo su eternidad le pondrá en su merecido lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *