John Starks un héroe por accidente

Si analizamos la carrera de John Starks con una cierta perspectiva histórica, estaríamos hablando de un gran jugador que triunfó en los New York Knicks  llegando a ser All Star, e incluso disputó unas Finales de la NBA.

Si a estos datos le sumamos el famoso the dunk tendríamos a grandes rasgos el resumen de lo más importante de la carrera del escolta de Oklahoma, pero la carrera de John Starks no es tan sencilla de resumir ya que seguramente si no hubiera sido por la fortuna no habría llegado nunca a la NBA.

La realidad de John Starks es que fue un buen jugador de baloncesto pero con unos orígenes ciertamente problemáticos.

Esos difíciles orígenes le llevaron a pasar por tres institutos diferentes antes de llegar a Oklahoma State donde sólo pasó un año antes de intentar dar el salto a la NBA.

Starks llegó a la NBA con 23 años y un sólo año en la Universidad lo que le deparó un destino en el Draft bastante predecible.

Ningún equipo le drafteó y se quedó inicialmente fuera de la NBA.

Antes del comienzo de temporada los Warriors le ficharon como agente libre aunque con el flamante Mitch Richmond (que sería Rookie del año) jugando en su mismo equipo y posición, la verdad no tuvo muchas posibilidades de triunfar en los Warriors.

De nuevo el resultado fue que le cortaron y el años siguiente lo pasó jugando en la CBA, una liga menor norteamericana.

John Starks 1

La carrera de John Starks parecía destinada al fracaso pero tuvo un golpe de suerte al año siguiente que cambiaría su destino.

En su intento de volver a la NBA pasó por el Campus de entrenamiento previo al inicio de la Liga de los New York Knicks. En un intento de hacer un mate sobre el mismísimo Pat Ewing se lesionó lo que le mantuvo hasta primeros de diciembre de baja médica.

El hecho de la lesión les impidió a los Knicks cortarle ya que no podían despedir a un jugador lesionado y al llegar diciembre y la lesión de Gerald Wilkins, quedó un hueco libre en la rotación de los Knicks que Starks supo aprovechar.

A partir de ahí llegó a ser titular con los Knicks, All Star e incluso en 1997 Mejor Sexto hombre de la Liga.

La lesión con Ewing fue nunca mejor dicho un golpe de suerte ya que probablemente esa hubiera sido una de sus últimas oportunidades de jugar en la NBA.

Por fortuna, hemos podido disfrutar de un jugador que era potencia pura como John Starks y de jugadas como el famoso The Dunk que os dejo en vídeo:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.