El caso del famoso portero delantero

¿Quien cuando ha sido niño y ha jugado al fútbol no se ha autoproclamado con la famosa figura del portero delantero? El fútbol se juega oficialmente con 11 jugadores pero juntar a 22 personas para jugar un partidito de fútbol es casi imposible salvo en las múltiples ligas amateurs.

De hecho a partir de esa necesidad se ha popularizado por ejemplo el fútbol 7.

La cuestión es que el portero delantero siempre ha existido en la vida social del fútbol de amiguetes pero no en el profesionalismo ya que no se puede combinar las figuras de dos jugadores que juegan en dos puntos y con dos funciones totalmente diferentes sobre el terreno de juego. 

Salvando las distancias con la figura de un puesto de juego real que aunara esos dos extremos del fútbol si que ha habido algún caso similar.

Me refiero a la figura del portero goleador que se suma al ataque en jugadas y momentos puntuales.

La imagen del portero que sube a rematar un corner o a tirar una falta o un penalty se ha convertido en algo casi anécdotico de los partidos. Es una imagen poco habitual… o al menos lo era hasta que algunos porteros lo convirtieron en algo real, posible, cotidiano.

Hombres como Jose Luis Chilavert, Jorge Campos, Rene Higuita, Dimitar Ivankov o Johnny vegas han convertido el marcar un gol en algo ordinario en un portero pero entre todos ellos destaca un hombre.

Rogerio Ceni

El caso del famoso portero delantero se personifica en el Brasileño Rogerio Ceni

El eterno portero del Sao Paulo empezó haciendo del gol algo ocasional hasta que comprendió que era otra de sus habilidades futbolísticas.

La responsabilidad de los tiros de falta y los penaltys en el Sao Paolo empezó a recaer sobre él.

En sus primeras cuatro temporadas no marcó ningún gol… pero a partir de ahí la cosa cambió.

El resto de su carrera siempre marcó algún gol todas las temporadas. En 2005 alcanzó la cifra tope de 21 goles entre todas las competiciones oficiales.

En total 130 goles en 569 partidos.

¿no esta mal para un portero no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *