El día que Dios se disfrazó de Joe Arlauckas

elgurudeldeporte.com

Parafraseando la mítica frase de Larry Bird cuando describió la actuación de Michael Jordan que constituyó el record de anotación de puntos en un partido de Playoffs de la NBA con 63 puntos hoy vamos a recordar una de las actuaciones más míticas del baloncesto mundial y que por unas cuestiones o por otras parece confinada al olvido pero que se merece estar en la memoria colectiva tanto porque es la máxima anotación en un partido en la historia de la Copa de Europa y Euroliga como porque también en Europa Dios se disfrazó de Joe Arlauckas para jugar al baloncesto.

Corría la temporada 1995-1996 en la que el Real Madrid disfrutaba de su condición de Campeón de Europa pero con la inestimable perdida del pivot lituano Arvydas Sabonis ya que por fin se había decidido a emigrar a la NBA y como substituto había llegado el yugoslavo Zoran Savic.

Mientras que Arvydas Sabonis iba al baloncesto norteamericano, jugadores como Dominique Wilkins o Orlando Woolridge emigraban a Europa para jugar en la última etapa de sus carreras.

El Madrid luchaba de nuevo por ganar la Copa de Europa y para ello debía clasificarse en la ronda de liguilla clasificatoria donde se enfrentó a equipos como el Barcelona, Pau Orthez, Panathinaikos, Maccabi, Cibona o la Virtus Buckler de Bolonia. Precisamente frente a este último equipo el Real Madrid disputó el 15 de febrero de 1996 a las 20:30 en Casalecchio di Reno frente a 5700 espectadores un partido que pasaría a la historia por la actuación de un Ala pivot de Rochester, Nueva York.

Joe Arlauckas

Joe Arlauckas anotó 63 puntos para llevar al Madrid a la victoria por un contundente 96 a 115.

Aquel día el Real Madrid se enfrentaba a la Virtus de Bolonia que contaba en sus filas con jugadores como Arijan Komazec, Claudio Coldebella, Augusto Binelli o el norteamericano Orlando Woolridge.

Woolridge se fue hasta los 31 puntos y Komazec anotó otros 21 puntos pero no pudieron hacer nada frente a una actuación virtuosa de Joe Arluackas que anotó 63 puntos en una serie de tiros de campo de 24 de 29 (82,9%) y de 15 de 18 en tiros libres (83,3%) a los que sumó 11 rebotes, 2 asistencias y 4 robos.

Quienes recordéis el juego de Arlauckas tendréis en la retina su tiro de media distancia en suspensión y a la media vuelta… simplemente letal…

Los que no le recordéis os dejo el vídeo del mítico partido en el que Dios se disfrazó de Joe Arlauckas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.